viernes, 19 de febrero de 2016

REGLAS PARA COSTURA Y PATRONES

Si el otro día te hablaba del elevador del prensatelas , hoy te traigo las distintas reglas que tenemos en el mercado para trazar patrones, quizá no estén todas o tú las conozcas con otras formas.
Con ellas pasa igual que con todo objeto que ha sido diseñado para hacernos las cosas un poco más fáciles, si no las tienes no las echas en falta, pero cómo las pruebes ya te gusta tenerlas cerca de ti.
Por desgracia no son articulos nada económicos, la gran mayoría de las que tengo las he ido comprando poco a poco y siempre via on-line.





Te las presento:

* La regla de toda la vida con sus cm., imprescindible para trazar los patrones.



* El cartabón, éste es especial porque mide 60 cm., ideal para igualar un pliego de papel grande, se vende acompañado de la lágrima para sisas.





* La escuadra, hermana del anterior, la tengo más pequeñita, neceasaria para escuadrar y que no te tuerzas.



 * La lágrima para sisas, me resulta muy cómoda y fácil de manejar, la uso siempre para trazar las sisas.


* Regla curva, en la funda en la que viene ella y otra compañera, te indica que la uses para las sisas, cuellos, escotes. Principalmente la uso para los escotes.




* Regla curva, viene con la anterior en la misma funda, la suelo usar para trazar la línea de cadera en faldas, vestidos, pantalones.








* El puntimetro, la precisión al alcance de tu mano, ideal para dobladillos, pliegues y jaretas.





* Para marcar margenes, además te sirve como compás.



Otras ideas con las reglas curvas:




Espero que te hayan servido de guía.

jueves, 18 de febrero de 2016

DY: CUT OUTS (RECORTAR CAMISETAS)

Si te preguntas por el significado del titulo del post, básicamente es hacer recortes en una prenda, principalmente en camisetas o tejidos elásticos porque no se deshilachan. Estos recortes que pueden ser muy variados, se dan en sitios estratégicos: hombros, espalda, costado, muslos si estamos hablando de unas mallas, se pueden dejar tal cual, puedes ponerte debajo un bandeau de color, otra camiseta o bien puedes coser debajo de los agujeros otro tejido para contrastar.
Aunque es una técnica que tuvo su auge hará unos años, nos puede servir para dar una nueva vida a esas prendas que tenemos olvidadas en el fondo del armario.
También podemos conseguir el mismo efecto con la técnica del croché, que ha sido labor de nuestras abuelas, pero que tienen su pequeño hueco en las pasarelas.

Fuente de las imágenes: Google



Los materiales:
  • Una o varias camisetas básicas.
  • Tijeras.
  • Cutter.
  • Rotulador autoborrable.
  • Plantillas de estarcir.
  • Plantillas realizadas por ti.
  • Mucha imaginación y ganas de pasar un rato creativo. 
Ideas que te pueden sevir de inspiración: 

* La revista Burda de Marzo del 2016, nos orienta sobre esta técnica.


* El post de Misty Spinney, tiene ideas muy originales para tunear una camiseta, pincha aqui, aunque viene en inglés, pero sus fotografías te lo explican super bien.
* Otras ideas las podemos tener en Pinterest, pincha aqui. En esta página vas a encontrar tutoriales tanto en español como en inglés.




miércoles, 10 de febrero de 2016

CÓMO COSER EL DOBLADILLO DE UN VAQUERO

Es curioso la cantidad de artilugios que existen en el campo de la costura y que muchas veces no sabes ni que existen, pero que una vez que los tienes en tus manos, te planteas el cómo has podido estar sin él, es el caso del elevador del prensatelas o el jean-a-ma-jig apto para todo tipo de máquinas.
Hasta ahora siempre que tocaba subir el bajo al dobladillo de un vaquero, cuando llegaba a la zona del doblez de la costura lateral paraba la máquina y muy poquito a poco y a veces de forma manual cosía el dichoso escalón, teniendo cuidado de que la aguja no se partiera o no me diera saltos la puntada.
Bicheando un día por internet ví el dichoso artilugio y lo ví útil, si bien me puse en contacto con dos empresas que lo tenían en España, una me daba largas y la otra ni se dignó a contestar, asi que una tarde lo pude localizar en Amazon y la verdad es que merece la pena su adquisición.




Te vendrá genial para pasar la costura gruesa de la pernera del pantalón vaquero cuando tengas que modificar el dobladillo, para pasar el pespunte en cortinas gruesas, en faldas de camilla.

Para coser el dobladillo de un vaquero:

1) Marca con alfileres el dobladillo de los vaqueros.


2) Enhebra la máquina y la canilla con hilo de torzal a tono con el pantalón. Te darás cuenta de que el hilo de torzal es más grueso que el hilo normal.


3) Yo suelo ajustar la tensión del hilo al máximo, pero dependerá de cada máquina.
4) Empieza a coser tu dobladillo por el lado que tiene la costura lateral más fina.


5) Cuando estés más o menos a 2 cm. de la costura gruesa, para la máquina con la aguja pinchada en la tela, levanta el prensatelas y desliza de atrás hacia delante el jean-a-ma-jig hasta el margen de la costura gruesa, baja el prensatelas.


6) Cose el dobladillo hasta pasar el escalón.


7) Levanta el prensatelas y retira el jean-a-ma-jig, continúa cosiendo hasta terminar.








viernes, 5 de febrero de 2016

VOLANTES PARA EL TRAJE DE FLAMENCA

Los volantes han sido, son y serán el broche final del traje de flamenca, además de los complementos.
Todos los años varían en tamaño: grandes, pequeños, alternando los mismos, canasteros, en la forma de ponerlos, en su terminación,... basta con echar un vistazo a los diseñadores. Pero la forma de trazarlos no varía.



Peculiaridades de los volantes canasteros:

* Los vestidos canasteros han existido desde siempre, pero para las romerias, desde hace un tiempo para acá han entrado de lleno en la Feria, pero eso si añadiendo mucho vuelo.
* Su vuelo se consigue uniendo entre si los cortes o particiones que queramos dar a la falda, aumentando el vuelo de los mismos a medida que vamos bajando, obviamente a más cortes más vuelo.
* Observa bien la textura del diseño del que te has enamorado y procura encontrar un tejido similar, porque te puede ocurrir que si cambias la tela, no tenga nada que ver con la idea que tú tenías.
* Los cortes o particiones los hacemos de la medida deseada, alternando tamaños o todos iguales.
* Pueden ser de capa, pueden ser con el tejido cortado a contrahilo (cortamos la tela de orillo a orillo).




Pinterest
* La primera duda que nos planteamos es qué cantidad de vuelo le damos, tenemos algunas opciones que te pueden servir de guía, eres tú en la práctica y con tu diseño la que mejor puede definir la cantidad, porque no es igual fruncir un plumeti que un popelin, por la textura de cada tejido, en el plumeti vas a necesitar más metros de tela y en el popelin menos.


Vamos a verlo en un ejemplo:






Supongamos que partimos de un contorno de 90 cm y queremos hacer la falda de la foto:
* Tiene cinco tonos la falda.
* Tiene 10 cortes.
* Si seguimos la fórmula matemática de doblar el frunce en cada partición, nos quedaría de la siguiente forma:
* Primer volante, él que nos va a marcar el vuelo, va pegado al cuerpo. Si partimos de un contorno de 90, en el primero tenemos que cortar tiras de tela y unirlas entre si, hasta llegar a la cantidad de 90x2= 180 cm.
* Segundo volante, sería el doble del anterior 180x2= 360 cm.
* Tercer volante, el doble del anterior 360x 2= 720 cm.
* Cuarto volante, el doble del anterior 720x2= 14,40 cm.

* Quinto volante, el doble del anterior 14,40x2= 28,80 cm.
* Sexto volante, el doble del anterior 28,80x2=57,60 cm.
* Séptimo volante, el doble del anterior 57,60x2= 115,20 cm.
De esta forma haríamos con los tres restantes, vemos que la fórmula matemática en este caso es una barbaridad de tela, ante esto podemos eliminar cortes o reducir vuelo.
Para reducir vuelo y no reducir cortes podríamos hacer lo siguiente:
* Primer y segundo corte con la misma cantidad de vuelo 180 cm.
* Tercer y cuarto corte con la misma cantidad de vuelo 360 cm.
* Cuarto y quinto corte con la misma cantidad de vuelo 720 cm.
* Sexto y séptimo con la misma cantidad de vuelo 14,20 cm.
Para llegar a los tres últimos con el doble del anterior 28,80 cm.
Esta sería otra posiblidad, por eso te digo que ¡ojo! con los diseños que nos enamoran.

Peculiaridades de los volantes de capa:

Te dejo el enlace: Volante

Curro Durán


- Como norma el primer volante, el que está pegado al cuerpo suele ser de la misma textura que éste, asi como el primer volante de las mangas, en el caso de que lleve más de uno, los demás pueden ser iguales o los puedes combinar con la tela del vestido. Hay tantas variaciones como mujeres vestidas de flamenca.
- Otro punto a tener en cuenta sobre el primer volante, aunque no siempre tiene que cumplirse, es la medida de éste.
El primer volante debe de medir de alto lo que visualmente midan los otros, es decir, si los demás una vez montados y apoyados uno sobre otro miden por ejemplo 17 cm. aunque al cortarlos le hayamos dado 20 cm., el primero ha de medir 17 cm. fijaros bien en la fotografía, donde podéis apreciar lo que os comento.
- En cuanto a la cantidad de volantes que hay que cortar, depende del vuelo de la falda, si os gusta  al coserlos cogerle unos pequeños pliegues en el borde superior o dejarlos en línea recta. En el caso que os guste con pliegues, éstos vienen muy bien en trajes de niñas o adolescentes que están en edad de crecer para poder ensanchar el vuelo de la falda o para mover los volantes por un estirón. 


 Otros diseños de volantes:

  • Si te apetece un diseño más desenfadado puedes optar por el volante de pico o de pañuelo, su base un cuadrado.


Marca en el centro del mismo un punto, para que te sirva de referencia para formar el circulo central, que es el que va a marcar el vuelo de los mismos, cuanto más pequeño sea éste más vuelo, más volantes, más tela y al contrario.



 Recorta tu cuadrado y el circulo interior, tendrás que hacer un corte para poder unir los volantes.



Picos

  •  Si te apetece el volante en espiral o de caracol, se suelen colocar en horizontal o en vertical. Para el trazado del patrón te dejo este enlace: espiral


Fuente: Pinterest
  •  Si te apetece los volantes asimétricos, suelen ser más largos por delante que por detrás, se suelen usar en las mangas. Para ello el circulo interior no lo trazamos en el centro, sino ligeramente cercano al borde, pero eso si, centrado.