viernes, 30 de octubre de 2015

CÓMO ESTRECHAR UNA FALDA

Seguro que tienes en el armario una falda que ya no te pones, bien porque su diseño ya no se lleva, bien porque te pueda quedar ancha. Ahora vas a ver que a esa falda le podemos dar una segunda oportunidad  mediante la técnica del entalle, del mismo modo te puede servir de idea para otros diseños. Entallamos una prenda ya sea falda o vestido porque queremos marcar la silueta. Un ejemplo muy claro lo tenemos en los cuerpos de los trajes de flamenca, que a veces al verlos tan ajustados, nos preguntamos si se puede andar, ¡claro que se puede!, nos da ese movimiento tan sofisticado y genuino de la ropa super entallada.
Vamos a ver dos formas de entallar una falda o un vestido, ambas se pueden usar juntas o separadas, partimos de un patrón básico de falda o bien de alguna que tengamos en casa.


1) Entalle en el costado:

  • Lo puedes usar en minifaldas, en faldas, vestidos.
  • Una vez trazado tu patrón básico de falda entra en el bajo de la misma de 1 a 2 cm. tanto en el patrón del delantero como en el de la espalda.
  • Traza una leve curva desde la bajada de cadera hasta ese punto. En el dibujo en rojo.
  • Une ambos patrones por el costado y rectifica el largo para evitar que la costura te respingue (se levante en esa zona). En el dibujo en rojo.

2) Entalle en el centro de la espalda:
  • Traza tu patrón básico de la falda de la espalda 
  • Para entallar en la cintura entra de 1 a 2 cm. en la línea de centro.
  • Para entallar en la zona del culete, más o menos en la mitad de las dos líneas del dibujo que corresponden una a la línea de cadera y la otra a la línea de tiro, saca de 1 a 2 cm.
  • Traza una ligera curva que una esos puntos, en el dibujo en trazo rojo.
  • Para entallar en el bajo baja 1,5 cm. aproximadamente en la línea de centro de la espalda.

lunes, 26 de octubre de 2015

CÓMO HACER UN CHALECO SIN MANGAS

 Ya el otoño se empieza a notar, atrás dejamos los vestidos frescos y las sandalias, ya se apetece ir algo más abrigada, por eso hoy te muestro un chaleco sin mangas super chic con corte asimétrico, muy fácil de confeccionar y en una tarde lo tendrás.
Los chalecos sin mangas te permiten total libertad de movimientos en el trabajo, en casa, en el campo, ideal para acompañar con los vaqueros, se lo puedes hacer a los peques de la casa y además están de moda, ¿se puede pedir algo más?.



¿Qué vas a necesitar?

  • Unos 75 cm. de tela estampada, lisa, de patchwork, de algodón, de gabardina, de liberty, ....
  • Unos 75 cm. de tela de borrego o polar, a tu gusto. Yo me decidí por tela polar para el forro, porque el borrego que encontraba era demasiado grueso.

Patrones:
  • Patrón básico del cuerpo delantero sin pinzas de talle ni de costado.
  • Dobla un pliego de papel por la mitad para el trazado del patrón, porque una vez hecha la mitad lo vamos a calcar para conseguir el patrón completo.
Modificaciones en el patrón base:
  • Las modificaciones que he realizado las he marcado en rojo en el patrón.
  • Como esta prenda no va ajustada al cuerpo y además es algo gruesa por el forro polar, he incrementado en 4 cm. la medida del contorno de pecho.
  • El patrón del delantero es el mismo que para la espalda.
  • Tiene un largo de 55 cm.
  • El hombro más largo mide 15 cm.
  • He bajado el escote 7 cm., en total el contorno del escote tiene una medida de 62 cm. para poder meter el chaleco por la cabeza.
  • He bajado la sisa 22 cm. 
  • Al hombro más largo le he dado una forma ligeramente curva, para que no se quede tieso. 
 


* Una vez trazado, lo he calcado y he dibujado una línea ligeramente curva uniendo el extremo del hombro más largo con el borde  inferior del lado opuesto.



* Lo he recortado por la línea roja.



Corte:
  • Corta dos veces el patrón en la tela y dos veces en el tejido polar o de borrego, deja un margen de costura de 1,5 cm.

  • No he pasado marcas, si las trazas ¡¡¡ojo!!! si usas papel calca y la rueda, porque pueda transparentarse en la tela. Solamente he pasado hilos flojos en el escote. 
Confección: 
  • Cose el chaleco en la tela por el costado, plancha la costura.
  • Haz lo mismo con el forro polar.
  • Encarando los derechos del forro y de la tela, cose por el contorno y por el revés, dejando sin coser los hombros, si coses éstos no podrás dar la vuelta a la prenda.

    • Una vez cosido y vuelto, puedes coser los hombros tanto del chaleco como del forro.

    • Mide el contorno total del escote en el patrón poniendo el metro de canto.
    • Corta una tira de tela con el largo del escote (todo el contorno del mismo) y con un alto de 15 cm. más o menos, más 1,5 cm. de margen de costura. No le he puesto entretela porque no quería que se quedara demasiado firme.
    • Cose en circulo la tira.
    • Con los derechos encarados cose un borde del cuello al escote teniendo juntos el borde del chaleco y del forro.
    • Una vez cosido, le das la vuelta y por el revés pasas un pespunte cosiendo todas las capas o haces dobladillo a mano.

    Detalles:



      

     Otras ideas:

    Para las frikis del crochet te dejo esta idea, el enlace debajo de la foto.



    Chaleco








    Su página está en finlandés, pero creo que las explicaciones se entienden.













    Para las frikis del punto te dejo esta idea, el enlace debajo de la foto.

    Chaleco



    Su página en español con video explicativo.








     
    También te puede interesar reciclar unos jeans.

    Chaleco



    sábado, 24 de octubre de 2015

    CÓMO HACER DRAPEADOS EN VESTIDOS

    El drapeado es la técnica más antigua en cuánto a diseño en prendas de vestir, pues basta recordar la toga romana, que era un simple trozo de tela ajustado al cuerpo por un cinturón. Más cerca de la época actual tenemos a Madeleine Vionnet, diseñadora francesa y pionera en el corte al bies y de hermosos drapeados.
    Los drapeados han dejado de existir solamente en los trajes de madrina de boda o en trajes de noche, para saltar a diseños del día a día, envolviendo el cuerpo de la mujer, por lo que es posible verlo adornando blusas, vestidos o pantalones.
    La caida del tejido en este caso, es muy importante para un buen ajuste de los pliegues, éstos resultan favorecedores para mujeres de todas las tallas y alturas, ya que nos ocultan imperfecciones. Procura reducir con este tipo de prendas los accesorios para no quedar recargada.



    Características de los drapeados:
    • Partes de un patrón base, ya sea cuerpo, falda, pantalón o manga.
    • Lo puedes poner en un borde de la prenda, quedando el opuesto ceñido.
    • Lo puedes poner en ambos bordes.
    • Lo puedes poner en el escote de una blusa.
    • Puede ser asimétrico.
    • Puedes hacer un moulage o modelaje que consiste en hacer el vestido directamente sobre la persona o sobre un maniquí.
    • Puedes crear primero tu diseño sobre una muselina, sobre un retal de tela y una vez que estés segura pasarlo a la tela definitiva.
    Moulage

    Diseños:

    La ilustración que encabeza este post, aunque es de los años 50, me parece tan original en sus diseños que con ellos voy a empezar, te pueden servir de base para crear los tuyos propios.



    Este vestido lo podríamos confeccionar en terciopelo rojo, negro, verde botella o azul noche, en satén, en crép. Modificando el largo y haciendo más pronunciado el pico del escote, tendremos un vestido ideal para eventos o para las próximas fiestas navideñas.

    En el cuerpo y bordeando el escote y el centro del delantero lleva una tira de tela que baja hasta la mitad de la cadera, terminando en pico. En la costura de esta tira es dónde van encajados los frunces del drapeado, desvaneciendose éstos hacia los costados, que quedan lisos.

    Partimos de un patrón básico del cuerpo delantero sin pinzas de talle ni de costado, si necesitas algún ajuste, lo podrás hacer en la costura de costado y de un patrón básico de falda sin pinzas de talle y con el largo deseado, está muy de moda las faldas midi, es decir a mitad de pierna.

    Fotos de Vogue

    Una vez trazado el patrón del delantero dibuja la tira del centro de unos 4 cm.

    Para poder realizar el drapeado en el borde central del cuerpo.




    * Trazamos tres líneas.

    * La primera a la altura de la línea de pecho.
    * La segunda cerca del talle.
    * La tercera en medio de las dos anteriores.
    * Recortamos por las líneas, pero sin llegar al final.
    * Colocamos el patrón sobre otro papel y abrimos sus trozos en abanico, dependiendo de la apertura que le des a los cortes, asi obtendrás mayor amplitud entre los pliegues o menos.
    * Calca el nuevo patrón, te darás cuenta que hemos aumentado en la medida el centro del delantero, pero no su costado.




    Para poder realizar el drapeado en el centro de la falda:

    * Trazamos tres líneas.
    * La primera a la altura de la cintura.
    * La segunda  y tercera equidistantes entre si.
    * Recortamos por las líneas, pero sin llegar al final.
    * Colocamos el patrón sobre otro papel y abrimos en abanico unos 6 cm. entre los cortes y lo calcamos, de esta forma obtenemos una falda estrecha con drapeado en la zona del centro, pero si la quieres con mayor vuelo cómo en el dibujo entonces prolonga la curva del corte superior de la falda 5 cm. y 20 cm. en el bajo de la misma.




    En cuanto al patrón de la espalda tanto del cuerpo como de la falda los puedes realizar con su pinza de talle.







    En este vestido de novia cabe destacar su drapeado de la cadera, en este caso es un drapeado postizo, es decir no está trazado en el patrón, sino que se ha realizado aparte y luego se ha cosido. Esta pieza que cuelga desde la cintura hacia las caderas, recibe el nombre de Haldeta.
    Esta idea la puedes adaptar a vestidos, faldas o pantalones.


    Esta haldeta fruncida consta de dos piezas que se unen entre si en la costura del centro del delantero.
    Ambas piezas rodean las caderas y vuelven a unirse en el centro de la espalda, que también lleva costura central.
    Estas dos costuras delantera y trasera van a servir también para que la haldeta quede sujeta a la falda por el frunce, quedando los lados sueltos.

    Trazado de la Haldeta:

    * El patrón de la media haldeta es un trapecio con un alto de unos 50 cm., dependerá de la caida y textura de la tela, si ésta es liviana quizá necesites darle más altura, si es más consistente menos, y un ancho que sea la mitad del ancho de cadera.
    * Como el borde inferior es más ancho que el superior ya que a de rodear las caderas le añadimos 4 cm. más a cada lado.
    * El patrón lo tendrás que cortar en tela doble para obtener las dos piezas que rodean las caderas.
    * Debe ser cortado al bies para que los pliegues queden con mejor caida.
    * En la zona de las costuras debes de fruncir la pieza para reducirla a unos 11 cm.



    Te dejo estos diseños de inspiración.




    Imágenes Pinterest






    Exquisito drapeado en este diseño, que lo podemos ver en la actualidad en pantalones, vestidos de fiesta, blusas.
    Su originalidad reside en que la falda va unida en una sola pieza al cuerpo, siendo sus costuras las dos que lleva en el centro del delantero, donde encajan los pliegues muy profundos en el delantero para desvanecerse hacia el centro de la espalda.

    Tal vez te puede interesar: 


    Vestido drapeado