sábado, 17 de enero de 2015

CÓMO HACER UN VESTIDO PARA VESTIR DE MANTILLA EN SEMANA SANTA

La mantilla negra es usada en Semana Santa solamente dos días el jueves y viernes santo y sigue todo un protocolo del que te hablo en este post.
Basándonos en el calendario litúrgico, La Semana Santa del 2015 comienza el 29 de Marzo siendo Domingo de Ramos y termina el 6 de Abril siendo Lunes de Pascua.


Antes de ver la confección del vestido, te dejo dos apuntes sobre la mantilla: historia y protocolo.

Historia de la mantilla.

Aunque el origen no es del todo bien conocido, se cree que los primeros velos y mantos que utilizaban las mujeres como adorno y como prenda de abrigo, son el origen de las primeras mantillas conocidas; fueron utilizadas, principalmente, como piezas ornamentales en el vestuario de la mujer.
La evolución de esta prenda estuvo marcada por factores sociales, religiosos e incluso climáticos. Estos últimos eran visibles, en el tipo de tejido utilizado para su confección. En la zona norte se utilizaban tejidos tupidos con una finalidad clara: servir de abrigo. En la zona sur, se utilizaban tejidos con fines meramente ornamentales, como la seda. En ambos casos, podían ir finamente ornamentadas, las de "fiesta" que se lucían en ocasiones señaladas, o sencillamente adornadas, las de "diario".

Los primeros usos de la mantilla, se dieron entre el pueblo. No eran utilizadas por las altas clases sociales o aristocracia. Eran utilizadas, más a modo de manto de abrigo que como prenda ornamental, sin hacer uso de la peineta.
A principios del siglo XVII, comienza una evolución de la mantilla dejando paso a una pieza más ornamental en el vestuario femenino, al sustituir, poco a poco, el paño por los encajes. Poco a poco, empieza a extenderse el uso de esta prenda como ornamento, aunque habría que esperar hasta bien entrado el siglo XVIII para que la mantilla empiece a ser utilizadas por las clases más altas.
La reina Isabel II (1833-1868), muy aficionada al uso de tocados y diademas, empieza a popularizar el uso de la mantilla, costumbre que pronto adoptan las mujeres más cercanas a ella. Las damas cortesanas y de altos estratos sociales, comienzan a utilizar esta prenda en diversos actos sociales, lo que contribuye, en gran medida, a darle un aire distinguido, tal y como ha llegado a nuestros días (aunque su uso es muy limitado y poco generalizado).
Su uso, tiene un claro retroceso, a la muerte de la soberana, aunque mantiene un cierto arraigo en el centro y sur de la península. Como podemos ver, se mantiene su uso, en lugares donde la utilización no tiene nada ver como prenda de abrigo sino meramente ornamental. Aun hoy en día perdura esta costumbre y es más fácil ver mantillas en el centro o sur de nuestro país que en la zona norte.
"La revolución de las mantillas, fue una forma de protesta de las mujeres españolas frente a las nuevas costumbres extranjeras"
El reducido uso de la mantilla en épocas siguientes al reinado de Isabel II, tiene, entre otros motivos, su origen en el uso de otras costumbres que imponían los nuevos monarcas. Un hecho reseñable, es el conocido como "la conspiración de las mantillas". Una forma de protesta de las mujeres españolas frente a las nuevas costumbres extranjeras que parecían querer imponer Amadeo I rey de España (Amadeo de Saboya 1845-1890) y su esposa Maria Victoria. Amadeo I renunció al trono de España al cabo de poco tiempo (tres años aproximadamente), debido a la "ingobernabilidad" de los españoles.
A finales del siglo XIX y principios del XX, la mantilla deja de ser una prenda de uso "cotidiano" en eventos, y empieza su declive. Tan solo se conserva, una pequeña "mantilla" que suelen utilizar las señoras en la iglesia, a la que se la conocía como "toquilla" (pañuelo, generalmente triangular, que se ponen las mujeres en la cabeza). Podemos indicar que se trata de una versión "reducida" de la mantilla, que se viste sin peineta.
Actualmente, la mantilla se puede ver, casi de forma exclusiva, en los toros, la Semana Santa y en las bodas.

FUENTE:  Historia de la Mantilla


Protocolo para vestir de Mantilla:
  • Para vestir de mantilla, se deben de haber cumplido los 18 años.
  • Las que son muy tupidas son más acertadas para mujeres de más edad, siendo las livianas más adecuadas para la juventud.
  • Si tienes pensado comprarte una mantilla es muy variable su precio según sean de: Blonda, Chantilly y de Tul.
  • Debes de probártela, porque aunque parezca una nimiedad, no todos los dibujos de las mantillas pueden gustarte o ir con tu persona.
  • Por delante debe de llegar a la altura de las manos y por detrás por debajo de la altura de cadera.
  • En cuánto a la teja o peina, es muy variable su precio y también debes de probártela, porque no todas pueden ir bien al óvalo de tu cara y al contorno de tu cabeza.
  • Para que la teja o peina se quede sujeta en tu cabeza se suelen usar horquillas o peinecillos.
  • Para la mantilla, no puedes olvidar el broche que la sujeta a la teja o peina y que suele ser de plata o de oro blanco. También deberás de contar con alfileres de cabecilla negra, que sujetan la mantilla en los hombros y es para evitar el "vuelo de la mantilla" al andar o si hace viento.
  • En cuánto a otras joyas como pendientes se utilizarán preferentemente largos, pero esto creo yo es algo muy personal de cada una.
  • Si quieres llevar bolso que sea de tipo cartera o clutch, para llevarlo en la mano. No pega ni un bolso grande ni un bolso colgado del hombro porque creo que desmerece la imagen de la mantilla.
  • En cuánto a los vestidos siempre negros, de escotes de barco y a la caja, los de pico los puedes usar, pero sin que se vea el "canalillo", recordemos que estamos de luto.
  • En cuánto a las texturas: de terciopelo, de crép, de moare, pero nunca de encaje entero.
  • En cuánto al largo por encima de las rodillas, pero no minifaldas y las mangas largas o francesas.
  • Los guantes son opcionales y el calzado de tacón cómodo, no uses bailarinas.
  • Para el jueves santo la mantilla se luce dejando la frente al aire y el pelo, por el contrario si la usas el viernes santo el pelo tapado y la blonda de la mantilla debe cubrir la frente 2 cm.
  • Las medias lisas y negras, no tupidas, no encajes, sin dibujos.
  • El pelo recogido en un moño, dónde irá puesta la teja o peina.
Por último te dejo estos tres apuntes:

* Enrolla la mantilla sobre una toalla o cartón, evitarás las marcas de los dobleces cuando te la vayas a poner.
* Dale la vuelta a la teja o peina dos veces al año, evitarás que se deforme.
* Para sentarte en el coche, házlo primero de lado con las piernas hacia la calle y el cuerpo ligeramente doblado, luego te giras y metes las piernas dentro del coche, te podrás sentar derecha si el techo del coche te lo permite, de esta forma podrás entrar en él sin problemas.
Confección del vestido: Mi diseño

Medidas:
- Contorno de cuello, de pecho, de cintura, de cadera, de muñeca y de brazo.
- Alto talle del delantero y espalda.
- Alto de pecho.
- Ancho de espalda.
- Altura de cadera.
- Largo de manga.
- Largo del vestido.

Tela necesaria:
- Un largo para el vestido, entendiendo esta medida tomada desde la unión del cuello con el hombro. La tela que yo he comprado ha sido crép de satén, puesta por el lado mate.
- Un largo de mangas, desde el comienzo del hombro hasta la muñeca o ligeramente más corta (manga francesa).
- En tela de forro igual.
- Una cremallera invisible.
- Unos cm. de entretela.

Patrones:
1) Patrón básico del delantero
2) Patrón básico de la espalda  
3) Patrón básico de falda
4) Patrón básico de mangas







Para hacer el escote de barco.
Su mayor o menor amplitud la dejo a tu criterio.
En el delantero sube 2 cm. en la línea de centro del mismo, en el hombro mide 2 cm. desde el final del hombro, une con una ligera curva esos dos puntos, si deseas el hombro mayor le das más cm.

En la espalda baja 2 cm. en la línea de centro de la misma, en el hombro mide 2 cm. desde el final del hombro, une con una ligera curva esos dos puntos, si deseas el hombro mayor le das más cm.


Cómo lo he confeccionado:

* Una vez que tienes los patrones preparados, pon el borde del patrón del delantero justo encima del doblez de la tela, para obtener el delantero completo.


Y la espalda del mismo modo que el delantero. En este vestido la cremallera la lleva a un lado, si la quieres en la espalda deberás dejar un margen de costura de unos 3 cm.
* He pasado hilos flojos, pero si lo prefieres marca con el papel calca y la ruedecilla.
* Primero he cosido pinzas tanto del delantero com de la espalda.
* He cosido hombros y costados, el costado izquierdo dónde va la cremallera lo he cosido desde la sisa 2 cm. para poder coserla desde ese punto.
* Para coser la cremallera invisible, un truco que me da buen resultado es con la plancha suave, planchar hacia fuera los dientes de la misma y por supuesto el presantelas especial para cremalleras invisible, que lo puedes encontrar en tiendas de máquinas de coser.


En el escote le he puesto un vivo forrado con la misma tela, pero por el lado de brillo, si quieres hacerlo corta de cordón lo que te mida el contorno del escote en su totalidad y en tela corta una tira de 2 cm. de ancho por el largo del escote. Para forrar el vivo he usado el presantelas para cremalleras que suele venir con todas las máquinas de coser.





* Las mangas llevan también a 3 cm. del borde el mismo vivo forrado que en el escote.



Si quieres hacerlo, tienes que alargar la manga 4 cm. Corta por el lado de brillo 4 tiras de tela con un ancho de 2 cm. y de largo lo que mida la bocamanga más el margen de costura que hayas dejado. El cordón lo he cortado justo a la medida de la bocamanga para que no me formara bultos en la misma.
En la manga y con un hilván he pasado la señal, dónde quiero que vaya cosido, entre un cordón y otro he dejado 2 cm. de margen, le puedes dejar más, pero en mi caso al no ser manga larga, se acercaba demasiado a la flexión del codo.


Una vez forrado el vivo lo sitúas en la manga por el derecho y por el revés lo coges con alfileres para después coserlo.


Una vez hecho esto, ya puedes coser la costura de la manga y montarla en el vestido, pincha en mangas, aquí puedes ver su proceso. Prueba el vestido.

* Las vistas, trazalas en el patrón y luego las calcas, te dejo el enlace vistas. Una vez cortadas en la tela del vestido, házlo también en la entretela. Si las marcas con una señal, sabrás cuál pertenece al delantero y a la espalda.


* El forro, prepara los patrones del forro con los mismos patrones del vestido, pero recuerda si le has hecho alguna modificación al vestido, antes de cortar el forro, traza esa modificación en el patrón.
Corta el delantero y la espalda sin tener en cuenta las vistas del vestido y las mangas 2 cm. más cortas, para que no se vea el forro.

Aquí puedes ver que estoy marcando el forro, pero sin las vistas.



Cose el forro del mismo modo que hicistes con el vestido, y cose las vistas en los escotes.


Pon los derechos encarados tanto del vestido cómo del forro y cose el borde superior de la vista al escote del vestido.

Cose las costuras de las mangas del forro y cóselas al forro del vestido.



Para coser las mangas del forro a las mangas del vestido, las tienes que enfrentar una a otra, cuidando de que coincidan las costuras.


Una vez cosidas, puedes hacer el dobladillo de las bocamangas.


 Finalmente haces el dobladillo del vestido.

Detalles:



Asi se pone la mantilla el viernes santo