miércoles, 31 de octubre de 2012

FUNDAS NÓRDICAS

Ahora que ya el otoño nos acompaña y vamos buscando el calorcito de una manta en el sofá, porque todavía es pronto para sacar las faldillas de la mesa de camilla. Os pregunto una cosa . ¿Os habéis planteado alguna vez confeccionar una FUNDA NÓRDICA?. Es bien cierto que en las tiendas y grandes almacenes las podéis encontrar en todos los colores, tamaños, estampados, texturas y precios, pero el inconveniente que tienen para mi gusto es que no tapan nunca la almohada, ésta siempre queda al aire. Cuando cambiamos la ropa de cama, el que se vea la funda de la almohada recién planchada y límpia es un placer a la vista y si encima el juego de sábanas coordina con la funda  nórdica, el no va más de perfecto, pero cuando no es el caso, creo que en la gran mayoría de las casas, cuando la funda de la almohada está usada, al menos que la tapemos con unos cuadrantes, siempre pensamos ¿porqué no harán las fundas nórdicas más largas?.
En esta entrada os voy a mostrar cómo hacer una funda nórdica para el edredón cubriendo la almohada y al mismo tiempo que sirva de colcha para los meses más cálidos.
 



¿QUÉ NECESITAMOS?:
  • Lo primero medir nuestra cama, en el caso que os presento mide 90 cm de ancho, por 190 cm de largo.



  •  Lo segundo medir nuestro edredón, en este caso mide 130 cm de ancho por 180 cm de largo.

CÓMO HACERLA:

  1.  A la medida del largo del edredón le añadiremos 100 cm más para cubrir la almohada y que vuelva hacia el revés, es decir cortaríamos un paño de 280 cm de largo, incluidas costuras de 1 cm en el borde inferior y 2 cm en el borde superior y un ancho de 162 cm incluidas costuras laterales. La razón de dar más anchura a la funda es para que nos sirva de colcha en los meses más cálidos y una vez quitado el edredón. Esta pieza de tela puede ser una loneta de algodón, estampada, de cuadros, lisa, un Toile de Jouy, etc. 
  2. Para el reverso de la funda necesitamos un paño de 247 cm de largo por 162 cm de ancho, este paño puede ser de la misma tela o si el presupuesto que tenemos es corto la podemos sustituir por tela de sábana, de forro de cortina, etc. Os dareis cuenta que en este paño su largo es inferior al de arriba, porque lo que le falta lo suplimos con la vuelta que le damos con el paño superior. 
  3. Hacemos un dobladillo de 2 cm en el borde superior del paño de arriba y marcamos 40 cm y lo doblamos hacia dentro. Ver gráfico más abajo.
  4. Hacemos un dobladillo de 2 cm en el borde superior del paño inferior.
  5. Sobre una superficie lisa ponemos el paño superior con el derecho hacia arriba y el doblez de los 40 cm y montado sobre éste unos 5 cm el paño inferior. Le redondeamos las puntas para que no nos cuelguen los picos.
  6. Sujetamos con alfileres los dos paños y cosemos los largos y el ancho inferior a máquina.
  7. Le damos la vuelta y planchamos costuras.
  8. Pasamos un pespunte a máquina a unos 10 cm del borde en los laterales y abajo. Este pespunte sirve de freno para que el edredón no se mueva.
 
 


SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, GRACIAS. PUEDES DEJAR TU COMENTARIO.
 
 

sábado, 27 de octubre de 2012

BOLSO DE JEANS CON PATCHWORK

EL Bolso es el complemento de moda más versátil que existe ya que sus posibles combinaciones de materiales, diseños, colores, tamaños y formas son infinitas.
A veces un JEANS o un PANTALÓN lo dejamos de usar porque se nos ha roto, se ha pasado de moda, ya no nos gusta, pero lo seguimos conservando por cariño, por recuerdos,... En esta entrada os propongo darle un nuevo uso y convertirlo en un bolso único, original, que podéis regalar y que con un poco de imaginación en su confección llamará la atención cuando os lo vean.
 

¿QUÉ NECESITAMOS?:

  • Un jeans o un pantalón, una cremallera a tono, retales de tela y un dibujo opcional.
CÓMO HACER EL BOLSO: 

Primero debemos decidir por dónde queremos cortar el jeans o pantalón, en mi caso y al estar muy gastado, lo corté justo por debajo de los bolsillos traseros, dejando un ligero margen de costura de unos 2 cm, para poder ponerle la base al bolso. La costura de la pernera del jeans la he descosido ligeramente para ponerla recta y asi puedan coincidir las dos cinturillas.


  1. Recortamos la silueta del dibujo sobre un retal de tela blanca y sobre él vamos poniendo los distintos retales que forman la figura, pasando un repulgo en todo su contorno y de esta forma vamos sujetando las distintas piezas que forman parte del dibujo.
  2. Estas puntadas de repulgo, luego las ocultamos con puntadas de punto de escapulario con dos hebras de hilo de bordar a tono con nuestras telas.
  3. Una vez hechos todos los contornos, pasamos a unir nuestra figura de patchwork al pantalón en el lugar que hayamos decidido.
  4.  A todo su contorno y con hilo grueso, llamado de torzal, le he pasado un "zig zag" al borde de la muñeca con una longitud de puntada en el número 4 y una anchura de puntada en el número 2. Al osito le he cosido unos ojos, aunque también se los podemos formar con botones, con un poquito de fieltro negro o incluso pintarlos con pintura de tela.


  
    
       5.   El tamaño del bolso nos vendrá condicionado por el tallaje del jeans o del pantalón. Para ponerle la base tendremos que medir su contorno, a ésta le he dado 4 cm más 2 cm de costura, uno a cada lado.

   
         6.   He cortado un retal de tela del ancho y alto del bolso y le he cosido una cremallera, ésta es opcional porque podemos cerrar el bolso con unos imanes, con velcro o sencillamente no ponerle cierre.


 He cortado dos tiras de las piernas del jeans para formar las asas del bolso, las cuales he forrado con la tela del interior para darle una mayor flexibilidad, éstas las he cosido a ambos extremos. Por último y poniendo el forro dentro del bolso con los revés encarados, se lo he cosido con puntadas escondidas, he hecho un nudo en los extremos de las asas y he adornado su parte posterior con unas chapas y ya está listo para ser lucido.






También podéis rellenar el bolso con relleno para cojines, en este caso no ponerle las asas y lo convertiís en un gracioso cojín.







      



 ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO Y QUE LO DISFRUTÉIS.GRACIAS
 

VISILLOS CON TABLAS MARCADAS A MANO

Para vestir una ventana tenemos dos opciones: VISILLOS - CORTINAS Y ESTORES, no a todo el mundo les gustan los estores, aunque están ganando terreno a los visillos, basta con ver las revistas de decoración.
Hoy os muestro cómo hacer unos visillos, pero con las tablas marcadas a "pulso y púa " a diferencia de la clásica cinta de tablas de la que tiramos de las cuerdas y se van formando las tablas. La razón de hacerlas manualmente en los visillos es porque quedan perfectas y más cuando se da la circunstancia de que los visillos tienen en su trama listas en relieve.


¿QUÉ NECESITAMOS?:
  • Lo primero medir nuestra ventana o puerta. Mediremos el alto y el ancho, para calcular la cantidad de tela que necesitamos. En el caso que nos ocupa, es una ventana que de alto tiene 248 cm y de ancho tiene 170 cm, ya están incorporadas en estas medidas un margen de 20 cm a cada lado y de unos 20 cm de margen en su altura superior. Orientativamente se necesita para esta ventana y para las tablas 375 cm de ancho en tela de visillo, por regla general la tela de visillo suele traer un largo de 300 cm.
  • En esta entrada os muestro cómo hacer las tablas a mano, pero tambien es posible colocar la clásica cinta de tablas, que al tirar de las cuerdas se van formando solas.

  • En las mercerias y tiendas de decoración, las venden por metros y en dos tamaños: 7 cm de ancho y 12 cm de ancho,  ambas cintas tienen en su parte exterior cinco posiciones para poner los ganchos a distintas alturas y de esta forma colgar las cortinas ya sea en barra o en riel. La ancha es aconsejable si vamos a colocar las cortinas desde el techo, pero es mi opinión.
CÓMO HACERLAS:

  1. Cortamos la tela por la mitad y hacemos dobladillos laterales, marcando unos 2 cm a cada lado para doblarlos sobre si y proceder al dobladillo, éste a mi me gusta a mano.
  2. Una vez cosidos los laterales, doblamos hacia el revés y por la parte superior 7 cm para coser la cinta de tablas si es la pequeña y unos 12 cm si es la ancha. 
  3. Yo suelo coser la parte de arriba de la cinta por el lado del revés del visillo y la parte de abajo por el lado derecho, no hay problema de torcerse el pespunte porque al ser transparente se puede seguir bien la linea del borde de la cinta.
  4. Una vez hecho esto, tiramos de las cuerdas por un extremo y se irán formando las tablas, a las que volveremos a pasar un pespunte por el lado derecho, tanto arriba como abajo para sujetarlas. Un poco más abajo tenéis una foto.
  5. Si nos hemos decidido por hacer las tablas a mano, doblamos hacia el revés 7 cm para coser una cinta fruncidora que nos sirva de soporte para realizar las tablas.
     
      4.  Una vez hecho esto y sobre una superficie plana, por ejemplo la tabla de planchar, procedemos a montar las tablas a mano.
Marcamos el centro de la tela y definimos la anchura de las tablas y la anchura de separación entre ellas, en este caso 7 cm de ancho y 7 cm de separación entre ellas. Yo suelo trabajar mucho con alfileres, en ellos apoyo toda mi labor y los suelo usar grandes" los llamados de Encaje de Bolillos".



Una vez marcadas las tablas, con los alfileres puestos procedemos a su cosido a máquina, tamién se pueden hilvanar para maás seguridad y que las tablas no se muevan al coserlas.












Primero por la parte superior y luego por la parte inferior pasamos el pespunte y por último sobrehilamos el bajo del visillo, confeccionamos el dobladillo. Planchamos las tablas, yo suelo planchar unos 40 cm desde el borde superior, en el resto del visillo no marco las tablas y las colgamos del soporte que hayamos decidido.

ESPERO QUE MI ENTRADA TE HAYA GUSTADO. GRACIAS POR LEERME.



martes, 23 de octubre de 2012

FALDA FRUNCIDA PARA CAMILLA REDONDA

Ya os he comentado en otra entrada la FALDA DE CAMILLA redonda de capa, también es posible hacerla fruncida y con tablas.
Una falda de camilla redonda fruncida es fácil de confeccionar, no se realiza tan rápido como la de capa y se necesita más cantidad de tela, pero queda muy coqueta y acogedora.



¿QUÉ NECESITAS?:

  • Lo primero medir el ancho de la camilla y el alto. La camilla de la foto es de 90 cm de ancho y tiene un alto de 75 cm y un contorno de 300 cm.
  • Aproximadamente necesitamos 300 cm de tela en 280 cm de ancho, ya incluidos márgenes para costura. Si hablamos de un ancho sencillo tipo 150 cm o 140 cm, tendremos que comprar 600 cm de tela, ya incluidos márgenes para costura.
  • Las telas más idóneas para el frío son la chenilla y la pana, que las podemos encontrar en un amplio surtido de colores, texturas y precios.
CÓMO HACERLA:



  1. Realizaremos un circulo con el diámetro de la mesa, podemos poner la tela doble y sobre el revés  dibujar la mitad del circulo o sobre el revés también y poniendo la tela sencilla dibujar el circulo completo dejando siempre 2 cm de costura en su contorno. Sobrehilamos.
  2. Cortaremos dos bandas de 9 cm de ancho que uniéndolas entre sí nos den el contorno de la mesa, en este caso 300 cm. Sobrehilamos.
  3. Sobre una superficie amplia o sobre el suelo si no tenemos otro espacio mayor, pondremos el circulo con el derecho hacia arriba e iremos prendiendo con alfileres la banda que hemos cortado al circulo, siempre derecho contra derecho y dejando 2 cm de margen de costura, cosemos a máquina y planchamos costuras. Esta banda la ponemos para evitar que el frunce de la falda nos haga "bultos" al poner la falda sobre la mesa, además si le ponemos encima un paño ajustado a su contorno cómo en la foto, nos quedará mejor asentado y si encima le ponemos un cristal, lo haremos sobre una superficie lisa.
  4. Cortaremos dos paños de 85 cm de alto y de ancho lo que nos da la tela, los uniremos entre sí y le uniremos también el trozo que nos ha sobrado después de cortar el circulo, por lo que tendremos una pieza de tela de 746 cm de ancho por 85 cm de alto. Aunque por el contorno del circulo le corresponderían exactamente al fruncir 600 cm de tela, no le va mal ponerle un poco más y aprovechamos la tela en su totalidad, para no dejar retales que luego no sabemos "qué hacer con ellos", aunque esto os lo digo a modo de orientación. Sobrehilamos y planchamos costuras abiertas.
  5. Dividimos nuestro paño en dos veces o en cuatro veces y procedemos a fruncir los trozos, pasando una bastilla para fruncir, a continuación tiramos de los hilos hasta tener la medida del contorno de la mesa.
  6. Sobre el borde inferior de la banda vamos prendiendo con alfileres el paño fruncido siempre derecho contra derecho y los bordes bien alineados, repartiendo uniformemente los frunces, una vez hecho esto, podemos pasar un hilván y coser a máquina o bien directamente con los alfileres prendidos ir cosiendo a máquina, al gusto de cada uno.
  7. Para tomar la altura de la falda y marcar el dobladillo debemos de tener en cuenta la medida de la banda si se la hemos puesto. Marcamos dobladillo y yo os aconsejo realizarlo a máquina es más duradero, pero dependerá de vuestro estilo.
  8. Planchamos y listo. En otra entrada os hablaré de los paños de adorno.
Foto de la revista CASA Y JARDIN

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, GRACIAS. SI TIENES ALGUNA DUDA ARRIBA TIENES MI CORREO.


miércoles, 17 de octubre de 2012

CUBRECANAPÉ DE CAMA CON TABLAS

El VOLANTE DE CAMA CON TABLAS se adapta a todos los estilos, a todas las edades y nos sirve tanto para una habitación femenina como masculina. Es más complicado que el volante fruncido o el de fuelles, pero merece la pena el esfuerzo. A la hora de calcular la tela debemos de tener en cuenta que las costuras de las uniones se queden escondidas dentro de los pliegues para que no se vean.


                                                  


¿QUÉ NECESITAMOS?:
  • Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la medida del canapé: su alto, ancho, largo y contemplar que necesitamos tres veces la medida del volante terminado y de un ancho del volante acabado más dobladillo y costura superior.
  1. Para la parte de arriba podemos usar una sábana vieja, un retal de tela barato, puesto que no se va a lucir. Acordaros de sacar la plantilla de la esquina del canapé, para que éste ajuste bien.




 

  • Una vez medido, calculamos la tela. A modo de orientación y si estamos hablando de una cama de 90 cm de ancho, 30 cm de alto y 190 cm de largo, necesitaríamos aproximadamente 250 cm de tela en 280 cm de ancho, ya incluidos margenes para dobladillos y costuras.

CÓMO HACERLO:

  1. Cortaremos tiras de tela que iremos uniendo entre si, sobrehilamos costuras y  las planchamos  hasta que mida tres veces el contorno de la cama. Debemos de tener en cuenta que al cabecero si está pegado a la pared no se le pone volante, es una forma de ahorrar tela. 
   
   2.  Aquí tenéis un esquema para formar las tablas, a medida que las vamos haciendo podemos  
prender en ellas alfileres y cogerlas con hilvanes para que no se muevan.
     3.   Una vez que hallamos montado todo el contorno. Pasamos a coserla a la base dejando un margen de costura de 1,5 cm, ponemos los lados del derecho encarados y prendemos con alfileres e hilvanamos, cosemos a máquina, planchamos por el derecho.
     4. Sobrehilamos el bajo del volante, hacemos dobladillo bien a máquina, bien a mano, planchamos y estrenamos nuestro cubrecanapé.


 Aquí tenéis otras dos propuestas de cubrecanapé con tablas. Merece la pena su confección.

 SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ESPERO QUE TE HAYA GUSTADO
  
 

domingo, 14 de octubre de 2012

PLAID (MANTA)

Si buscamos en el diccionario la traducción de la palabra inglesa PLAID nos dice que es una manta, manta de viaje,...si la buscamos en internet la encontramos con distintas texturas y casi siempre como complemento en los dormitorios y puesta en los pies de la cama, otras veces como manta para el sofá
Aquí os presento una PLAID para la cama, hecha con la técnica de boutí, está confeccionada con trozos de tela. También con esta técnica os invito a ver la colcha de boutí, una de mis entradas populares.





 ¿QUÉ NECESITAS?:

  • Lo primero definir el tamaño de la plaid, la que os presento mide de ancho 1,80 x 1,80 de alto.
  • Una plancha de guata con las mismas medidas.
  • Dos cuadrados de tela de 200 cm x 200 cm, para la parte superior e inferior.
  • En cuanto a las telas, las más idóneas podrían ser "Toile de Jouy", seda, batista, brocados,....Toda textura que armonice con nuestra decoración.
  • Hilo a tono.   

CÓMO HACERLA:
 
  1.  Cortamos cuadrados de 39 x 39 cm, ya está incluido margenes para costuras, y los vamos uniendo entre si, siguiendo el dibujo de la fotografía. Una vez cosido el cuadrado mide 37,50 cm por cada lado y la base del triángulo la misma medida.
  2. Una vez cosidos los cuadrados y triángulos le cosemos a cada lado una tira de 17 cm incluidas costuras.
  3. Sobre una superficie plana ponemos la parte inferior de la plaid con el derecho hacia arriba, que puede ser de la misma tela u otra que combine con ella, después la capa de guata y por último la capa de tela con los cuadrados con el derecho hacia el interior, hilvanamos las tres capas y pasamos un pespunte en todo su contorno, dejando un pequeño hueco para darle la vuelta, quitamos hilvanes.
  4. Le damos la vuelta y cosemos con puntadas escondidas el hueco. Hilvanamos las tres capas y pasamos marcas con un hilván por dónde queremos pasar las puntadas para acolchar la plaid. Podemos formar cuadrados más pequeños, lineas rectas, curvas, al gusto.....
  5. Una vez terminada la colocamos en el lugar que hayamos pensado para ella.    

 

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, GRACIAS. ANÍMATE Y DEJA TU COMENTARIO. TE DESEO DULCES SUEÑOS.

viernes, 12 de octubre de 2012

FUNDAS PARA SILLA DE DIRECTOR

A las sillas de director que tan útiles son tanto dentro de casa como fuera de ella, les podemos alargar la vida de varias formas, algunas más fáciles que otras, la cuestión será ver qué nos conviene en cada caso.
 1 . Si  lo que queremos es renovar la tela porque esté gastada, lo primero que tenemos que hacer es quitar las grapas que sujetan el respaldo y el asiento de tela a la silla, obteniendo de esta forma dos plantillas que nos servirán para confeccionar el nuevo respaldo y asiento. Con estas medidas y dos retales de tela los podemos confeccionar. En las tiendas de decoración podemos encontrar telas adecuadas para el exterior y bonitos retales si nuestra silla está en el interior. Con las plantillas obtenidas y dejando 3 cm para costura, realizamos en todo su contorno un dobladillo doblando hacia el interior dos veces 1,5 cm y pasamos un pespunte a máquina.
Con una grapadora procedemos a graparla de nuevo en la silla, si no tenemos grapadora cabe la posibilidad con unas puntillas de tapicero y un martillo de poderla poner en la silla.

2 . Silla de director con trebillas. Foto: Anexo Fundas Revista Micasa
 Si queremos darle otro aire más coqueto a la silla, lo primero que tenemos que hacer es quitar las grapas que sujetan el respaldo y el asiento de tela a la silla, obteniendo de esta forma dos plantillas, pero la del respaldo la obviamos. Para el respaldo nuevo medimos el alto y el ancho y lo multiplicamos por dos, añadiendo 4 cm para los dobladillos en todo su contorno.
Realizamos el dobladillo tanto en la parte superior como en la inferior y doblamos la pieza por la mitad y unimos los laterales con un pespunte a máquina.
Volvemos la tela hacia el derecho y poniendo la costura hacia un lateral, pasamos un pespunte por su borde superior. La podemos rematar con unas trebillas de adorno. En cuanto al asiento lo confeccionamos igual que el apartado 1.

                                     

3 . Silla de director acolchada . Foto: revista Micasa

Otra forma de renovar nuestra silla es acolcharla. Para el asiento seguimos los pasos del apartado 1 y aparte confeccionamos un cojín de galleta, que consiste en cortar dos piezas iguales con las medidas del asiento, dejando 2 cm más en todo su contorno para costuras y pestaña exterior.
Sobrehilamos todo el contorno, cosemos cremallera en el lado superior del asiento y poniendo derecho contra derecho hacemos las costuras. 
Volvemos el cojín al derecho y planchamos, pasando un pespunte a todo su contorno y a 1 cm de la costura para formar la pestaña, lo rellenamos con una plancha de goma espuma y lo colocamos sobre el asiento.
Para el respaldo podemos tomar la medida desde el borde del respaldo hasta los brazos, la multiplicamos por dos y dejamos 2 cm para costura inferior.
Sobrehilamos todo su contorno, doblamos la tela por la mitad y por el revés le pasamos a máquina un pespunte en los laterales, doblamos hacia dentro 2 cm para dobladillo y le cosemos en él un trozo de velcro para que se quede ajustada al respaldo de la silla.
Opcionalmente le podemos poner en los laterales unos bolsillos para las revistas, para el mando,.....

                                                                       

 




jueves, 11 de octubre de 2012

MI CÓDIGO QR

Muchos habréis visto ultimamente alguna imagen parecida a esta:

Este tipo de imagen se conoce como "CÓDIGO QR". A diferencia de un código de barras convencional, la información está codificada dentro de un cuadrado, permitiendo almacenar gran cantidad de información.

Los códigos QR son fácilmente identificables por su forma cuadrada y por los tres cuadros ubicados en las esquinas superiores e inferior izquierda. Ya los podemos encontrar en cualquier producto desde los periódicos, a entradas a museos o cualquier producto de consumo.





Pero, ¿CÓMO LEER UN CÓDIGO QR?
Cuando te encuentres con uno de éstos, lo único que necesitas en una aplicación en tu teléfono móvil para leerlo a través de la cámara de éste. Existen múltiples lectores QR gratuitos para la mayoría de móviles y marcas, ( Nokia, I Phone, BlackBerry, Samsung, Siemens, etc..).

Una vez lo tengas instalado, sólo tienes que abrir la aplicación en tu móvil y te aparecerá un escáner en la pantalla. El último paso será encuadrar el código QR en tu pantalla y esperar a que lo reconozca y te dé la información que tiene. Estas aplicaciones también permiten guardar la información que contienen por lo que puedes llevarte la información a cualquier sitio esté donde esté el código QR que hayas escaneado. 

Encuentra el lector apropiado para tu terminal y empieza desde ya a descubrir lo que esconde cada QR Code.

Aquí te dejo el mío para que puedas llevar la información de este blog a cualquier rincón del mundo. Disfrútalo.

FALDA DE CAPA PARA CAMILLA REDONDA

En Andalucia cuando llega el frío nos gusta sentarnos alrededor de una mesa de camilla redonda y tener debajo un brasero, antiguamente este brasero era de carbón, en la actualidad y salvo en los pueblos del interior donde se sigue usando, lo hemos cambiado por el brasero eléctrico.
Aunque tengo dos publicaciones de mesas de camillas con tablas y mesas de camilla con fuelles, éstas faldas son para mesas rectángulares y no en todos los hogares las mesas son de esta forma, por esta razón hoy os hablo de la FALDA DE CAPA PARA CAMILLA REDONDA.



¿QUÉ NECESITAMOS?:
  • Mediremos el diámetro, es decir, medimos el ancho por el centro y de un lado hasta el otro lado.
  • Su altura desde el borde de la mesa hasta el suelo.  
  • Para calcular la cantidad de tela sumaremos dos veces la altura más el diámetro y añadiremos unos 10 cm para dobladillo.
  • Siempre que compremos telas de tapiceria debemos de preguntar si hay que mojarla antes, por su composición alta en algodón.  
CÓMO HACERLA:

 Sobre una superficie plana y lo suficientemente grande para que podamos trabajar, ponemos la tela doblada por la mitad con los derechos hacia su interior. Marcamos el centro y con la ayuda del metro o de una cuerda puesta en el punto central vamos marcando con un jaboncillo de modista o un lápiz la longitud del radio, es decir, la mitad de la falda que sería la línea de dobladillo para luego y desde esta linea  marcar la longitud del mismo, cortaremos por la segunda línea las dos capas de tela.


 Pasaremos hilo flojo por la marca de la línea de dobladillo, éste consiste en dar una puntada siguiendo la linea marcada, dejando una presilla grande y suelta en cada puntada, separamos las dos capas de tela y cortamos los hilos.
Otra forma de marcar las señales es con papel calca y un rodillo, pasándolo por la línea que hemos hecho con el lápiz o el jaboncillo. 
Sobrehilamos el contorno y hacemos el dobladillo bien a máquina bien a mano.