miércoles, 12 de septiembre de 2012

VISILLOS PARA MUEBLES

En todas las casas tenemos algún armario, aparador,... que tiene en su conjunto alguna puerta de cristal que nos gustaría vestir con alguna tela y no sabemos como hacerlo, porque el contenido que guarda no nos apetece que sea público por la razón que sea. Aquí vamos a ver la forma de realizarlo, no es difícil, siempre y cuando tomemos muy ajustadas las medidas para evitar sorpresas.


Este armario se encuentra situado dentro de un cuarto de baño, su fin es albergar la ropa blanca y útiles de aseo. La tela con la que se hicieron los visillos es fina y transparente, pero su frunce le da una cierta opacidad.

¿QUÉ NECESITAMOS?:
  • Lo primero medir el marco interior de la puerta tanto a lo ancho como a lo largo, éstas  medidas han de ser justas de marco a marco. Si la vamos a confeccionar fruncida compraremos el doble de la medida del ancho, y de alto si por ejemplo el hueco mide 100 cm le añadiremos 12 cm al alto. Si la queremos sin fruncir, la toma de las medidas es la misma sin añadir el doble de la medida del ancho.
  • Escoger la tela teniendo en cuenta el hueco de la puerta, es decir, no compremos un estampado muy grande por mucho que nos guste sí el hueco es pequeño, porque estropeamos el conjunto.
  • Dos barritas portavisillos por cada hueco, en las tiendas de bricolage, ferreterías y de decoración las podemos encontrar, existen diversos modelos aunque a mi el que más me gusta es el extensible con muelles en su interior. También podéis usar el "clásico gusano" que va enganchado con cáncamos, para mi tiene el inconveniente que por muy pequeño que sea el hueco tiende a ceder por el centro, pero es la única solución cuando no tenemos anchura en el marco por dentro para poner otro tipo de soporte.


CÓMO HACERLO:
  1. Le hacemos a máquina los dobladillos de los laterales, planchamos.
  2. Marcamos el centro del alto del visillo y desde aquí hacia arriba y hacia abajo marcamos el alto total.
  3. Tanto en un borde como en el otro metemos hacia dentro (revés) 1 cm por el que más tarde pasaremos un pespunte.
  4. Doblamos hacia dentro (revés del visillo) 5 cm y lo asentamos con la plancha, con este doblez vamos a confeccionar la cabecilla por la que pasaremos la barrita.
  5. Ahora pasamos un pespunte por el centímetro que antes doblamos hacia dentro y a 2 cm de éste volvemos a pasar otro pespunte, por lo que habremos formado un caminito por el que pasamos la barrita extendida a la medida del marco de la puerta.
Aquí tenéis otra muestra de ropero con tela estampada. Del mismo modo que se hace para los armarios, lo podemos hacer para una puerta de paso, por ejemplo.

Foto del armario decapado de la revista Micasa