lunes, 10 de septiembre de 2012

COJÍN BARROCO

Un COJÍN es un artículo muy común en nuestras casas, que nos sirve para apoyar nuestra cabeza cuando echamos una cabezadita, para la cintura, para incluso sentarnos en el suelo.
A mi el cojín  que hoy os enseño, me encanta por su linea fuera de lo común, me recuerda a paises exóticos y ya veréis que es fácil de hacer, su encanto radica en todo su conjunto.


                                                                                                                                                                             

Una vez terminado y de punta a punta nos mide 50 cm,  lo podéis hacer más largo alargando el patrón, al gusto vuestro.

¿QUÉ NECESITAMOS?:
  • Un trozo de tela que nos mida de ancho como minimo 80 cm y de largo 65 cm. Éste está hecho con una tela de algodón de rayas o también llamada de colchón, porque antiguamente se hacian la fundas de cochón con ese tipo de tela. Os aconsejo algodón para un estar más desenfadado y una seda, un brocado para un estar más "chic", dependerá de vuestro presupuesto y de la decoración. También os lo aconsejo para regalo por su originalidad.
  • Relleno para el cojín.
  • Hilo para bordear las costuras a tono con la tela.
  • 2 borlones de venta en tiendas de decoración y tela.
  • Adjunto la mitad del patrón para que veáis la forma, en él tenéis las medidas para la plantilla del cojín. Os aconsejo papel cuadriculado para hacerla.

                                       

¿CÓMO SE HACE?:

  1. Una vez sacada la plantilla completa, calcamos el patrón cuatro veces en la tela, cortamos las cuatro piezas dejando un margen de costura de 1 cm .
  2. Unimos las cuatro piezas entre sí con los derechos encarados de punta a punta, dejando un trozo abierto en una de las costuras para poder meter el relleno.
  3. Damos unos cortes en las costuras con cuidado para que no nos tiren al darle la vuelta. 
  4. Damos la vuelta al cojín y lo rellenamos uniformemente y cosemos con puntadas escondidas la apertura.
  5. Por último marcamos todas las aristas del cojín por encima con una linea de repulgo, formando así los nervios.
  6.  Para finalizar le cosemos en los extremos las borlas.
Foto del cojín de la revista " Ideas decorativas"